sábado, 25 de marzo de 2017

La aventura de comprar vivaces

Hay una palabra en castellano que me gusta hasta como suena: tempero. Según la Rae tempero es la sazón y buena disposición en la que se halla la tierra para las sementeras y labores. Con nuestra meteorología y una tierra arcillosa y pedregosa no hay tempero que valga la mayor parte del año. Pero es justo ahora, en los pocos meses que van desde finales del invierno hasta mediada la primavera, con la subida de las temperaturas y el aumento de las lluvias, cuando  más posibilidades tenemos de encontrar el suelo con un buen tempero. Así que toca correr con las plantaciones. Y eso me lleva a poner a pleno rendimiento mi capacidad de visitas a viveros, las físicas y las virtuales. Porque cuando te metes en los berenjenales que yo me he metido tirar de internet es casi imprescindible. Para que un espacio tenga esta transformación en un plazo de siete meses, hay que buscar mucha planta: 




En los viveros que tengo a mano la oferta de vivaces es escasa y caótica. No es difícil de entender después de hablar un rato con sus dueños. En un lugar de Castilla de cuyo nombre no quiero acordarme, existe un vivero en el que para mi sorpresa me encontré el año pasado unas cuantas variedades de gramíneas (stipas, pennisetum, calamagrostis, etc) a muy buen precio. Me llevé unas pocas pero cuando meses después volví a por más me encontré al dueño convenciendo a un chaval de que sus Stipas tenuissima eran Stipas gigantea. Comprendí que no tenía ni idea (ni yo ni el viverista) de lo que había plantado meses atrás y decidí que de perdidos al río, que me iba a llevar más. Siempre me han gustado los sobres sorpresa, así que me hice mi propio paquete sorpresa de gramíneas. Como soy inasequible al desaliento, cuando estaba pagando le pregunté al propietario si tenía un catálogo con las gramíneas disponibles y les prometo que su respuesta fue la siguiente:

-Sí... algo debo tener, pero no aquí... si es que esto casi no se vende. De todas formas, tú ya te has llevado mierdas de estas para Soria, ¿no?

Tomé aire, conté hasta diez y con la mejor de mis sonrisas le respondí que a Segovia, que me había llevado mierdas de esas a Segovia. Estas cosas hay que encajarlas con deportividad. En el fondo tampoco me extrañó tanto. Ese mismo invierno en otro vivero me encontré un montón de macetas con la etiqueta de siempreviva y los esqueletos de algo que parecían Sedum. La responsable de la oficina y yo tuvimos la siguiente conversación: 

-Perdona, ¿esas macetas de siemprevivas que tenéis allí son Sedum?
-Creo que sí. 
-¿Sabrías decirme qué especie? 
(encogimiento de hombros)
-¿Sabes al menos si son vivaces?
(nuevo encogimiento de hombros, pero no me desanimo y trato de ponérselo más fácil)
-¿Brotarán en primavera?
-Puede que sí y puede que no. 

Eso es filosofía de buen jardinero y lo demás son gaitas. Es que también yo, menudas preguntas hago. En primer lugar hay que ser friki para querer saber la especie que compras. Y segundo, exigirle poderes de adivinación a la pobre viverista ya es demasiado. Razón tenía para mirarme con esa cara de asco la pobre. En fin, que no las compré pero en primavera allí volví y había habido suerte. Los sedum habían brotado y por el tono de las hojas y las flores apostaría que son Sedum Matrona. Cómo había llegado allí una vivaz tan famosa sin que los encargados del vivero se entereran sólo dios lo sabe. Otra cosa que se ha puesto de moda en los viveros que me rodean es tener plantas de un conocido vivero productor mayorista. Son fáciles de reconocer porque las plantas tienen buen tamaño y se presentan primorosamente en una maceta cuadrada, grande y de colores llamativos. Hasta traen una estupenda etiqueta en la que aparece una preciosa foto y el exagerado detalle de "Planta Vivaz". Ahí queda eso. Calentito quedaste. Para poner mayor misterio al asunto la foto tampoco suele ayudar demasiado. Por algún motivo que se me escapa les encanta poner la foto de una Perovskia. Tampoco intenten pedir más detalle en el vivero que las vende. Yo lo he intentado, de hecho he llegado a ponerme especialmente pesado movilizando a media plantilla pero sin éxito. Toda la información que tienen es la que aparece en la etiqueta. Son plantas vivaces y punto.

Viendo catálogos este invierno pienso que esto que compré como "planta vivaz" puede ser un Agastache Kudos Mandarin
Tampoco crean que soy tan negativo con estos viveros, en realidad de mi experiencia con ellos opino que son bastante profesionales y tienen muy buena planta, pero de la que venden siempre. Mucho arbusto, mucho rosal, mucha planta de temporada, pero de vivaces poco. Si lo que tienen es lo que la gente compra o si la gente compra lo que tienen no lo sé, pero la cruda realidad es que esto les pilla fuera de honda y muchas veces cuando encuentro algo interesante son retales de algún pedido grande que han suministrado para una obra. Así que cuando el año pasado, harto de mis semilleros quise tomar el camino fácil y comprar unas cuantas plantas, me lancé a internet. Uno a veces piensa que en el extranjero atan a los perros con longanizas, así que primero dirigí la vista hacia un vivero belga con un catálogo impresionante. Casi tan impresionante como su tabla de costes de envío. En su página web aparecía una tabla con los costes de transporte en función del país destino. Los costes presentaban un gradiente exagerado y creciente que seguía más o menos el siguiente orden: Bélgica, países fronterizos con Bélgica, islas, resto de países de la Unión Europea, algún país fuera de la Unión Europea y España. Hombre, no sé, que cueste más enviar una hierba desde Bélgica a España que de Bélgica a Ucrania se me hace raro. Yo he comprado plantas en viveros alemanes y el precio del transporte ha sido una décima parte de lo que esta gente pedía, así que me pueden llamar mal pensado pero percibí cierta animosidad hacia lo ibérico. Vale que el Duque de Alba la lío parda por aquellos lares, pero coño, de eso ya han pasado cinco siglos, yo creo que es hora de olvidar. En fin, he de reconocer que recientemente he visto que han modificado la tabla de costes y este año están más relacionados con la distancia y son más asequibles, pero me sigo pensando si les perdono. Así que descartada Bélgica y ya de paso Francia, donde a poco que mires se nota que sólo compran plantas los millonarios, decidí redirigir la vista hacia Holanda. Es la tierra de Piet Oudolf, deben ser buena gente. Y hice un pedido de vivaces a un vivero con una oferta de plantas espectacular al que ya había comprado árboles en alguna ocasión. Qué puedo decirles de este pedido... veamos, en primer lugar que me mandaron la planta del tamaño que les dio la gana, pero bah, esto pase. En segundo lugar, que había planta que pagué a precio de maceta de un litro y venían en maceta de un litro, bien, pero claramente eran plantas en alveolo forestal que habían metido en la maceta diez minutos antes de empaquetar el envío. Esto ya me empezó a molestar más. Mi irritación siguió creciendo en cuanto me di cuenta de que había plantas muertas. No dormidas, no, muertas. Pero hombre Miguel, cómo sabes si una vivaz está muerta o dormida en invierno. Pues se sabe, claro que se sabe, sobre todo con las que son perennes de verdad como las Euphorbias characias. Compré tres y tuvieron la gentileza de enviarme una verde y exuberante y dos palos secos, para que pudiera comparar. Ahora ya sé que los palos secos de Euphorbia no brotan en primavera. Las Stipa calamagrostis tampoco se animaron a revivir, y eso que las tuve en una especie de UCI de plantas. Me faltó hacerles el boca a boca y cantarles por las mañanas. Pero en fin, todo eso se lo perdono, quizás ni haya mala fe, pero el cuarto error del pedido, ese error, ese fallo, esa cagada fue una puñalada cruel que no les puedo perdonar. Verán, en la raíz primera de ese pedido estaba conseguir plantas de Sorghastrum nutans que por algún motivo soy incapaz de conseguir desde semilla. Germinan  rápido, se estancan y unos meses después se me secan. Así que el núcleo del pedido eran 12 plantas de la hierba de los indios. Y unas hierbas con su etiqueta de Sorghastrum nutans llegaron, y para mi jolgorio esas sí que venían verdes y sanotas. A lo largo del verano empecé a pensar que me habían tocado unas Sorghastrum nutans algo retaco, pero en fin, no pierde uno nunca la esperanza. Hasta que las dichosas plantas decidieron florecer y se demostraron Eragrostis spectabilis. Por amor de dios, que extraño tipo de crueldad rige las acciones de estos holandeses. Podían haberme metido cualquier otra hierba, Panicum, Calamagrostis, Muhlenbergias... qué se sé yo. Pero no, me fueron a meter la única hierba que creo que no me gusta. Así que tanto darle vuelta a la proporción, el balance, el ritmo, el color, la estructura y otras gaitas para que un capullo holandés (o un becario español, tampoco hagamos nacionalismo de esto que luego vaya usted a saber) escoja las macetas equivocadas.

La mancha verde de hierbas de la izquierda debía ser un macizo columnar de Sorghastrum. 

La mancha verde de hierbas de la izquierda debía ser un macizo columnar de Sorghastrum.

Al final terminarán por gustarme las Eragrostis. Aquí son la mancha rosada de la izquierda
Seamos positivos, tampoco pasa nada. No queremos naturalismo, pues toma naturalismo. A fin de cuentas si las semillas de estas hierbas llegan a salir traídas por un pájaro yo habría estado encantando, así que por qué no voy a estarlo porque hayan llegado por la cuenta y riesgo de un zoquete holandés. Digo yo que el besugo que eligió las plantas equivocadas también tiene derecho a ser considerado animalillo de dios. Si en el fondo todo esto me pasa por idiota, porque conozco un paisajista a quien considero mi amigo (para mí un amigo es quién yo decido que lo sea y se deja) que en más de una ocasión me ha ofrecido que meta mis pedidos en alguno de los suyos. Pero no me gusta molestar, qué quieren (idiota, ya les digo). Otro paisajista me ha recomendado un vivero madrileño a quien puedes solicitarle plantas y te hacen un presupuesto para las plantas puestas en su tienda, lo que tampoco parece mala opción, la verdad. Pero la descarté por impaciente (idiota, idiota). Y luego están los viveros españoles a los que descarté por ser sus plantas algo más caras que las de estos viveros extranjeros (idiota al cubo). Si a los precios por planta sumas los precios del transporte, la diferencia se reduce al mínimo, si es que la hay. Con la ventaja añadida de que las plantas llegarán menos machacadas por ser el transporte mucho más cercano. Eso si quieres transporte, que siempre puedes acercarte tú a por las plantas y aprovechar la ocasión para hacer algo de turismo rural. Porque en España también hay valientes que emprenden negocios bien interesantes. Y si de las malas experiencias no voy a dar nombres (se dice el pecado pero no el pecador) de las buenas sí porque me apetece. Ahí van dos viveros del norte de España que me parecen la bomba cada uno en lo suyo: 

  • Viveros Sustrai: en Echarri, Navarra, muy cerquita de Pamplona Fulgen Sútil se dedica a la producción y venta de vivaces. Su catálogo es casi un milagro en este país. Más de doscientas especies y variedades de vivaces, gramíneas y arbustos. 
  • Viveros Lurberry: este vivero no va de vivaces, pero me apetece hablar de él por su singularidad. En las laderas de Zarautz, rodeado de viñedos de txacoli y con unas estupendas vistas al cantábrico Rubén Sabalza tiene su vivero de  árboles y arbustos de bayas y frutos comestibles. Su catálogo es tan variado como sabroso. Vende por internet, pero si pueden pásense por allí porque Rubén te atiende a las mil maravillas y además de salir con unas cuantas plantas seguro que vas a aprender algo.
Si quieren ver a los dos juntos, pueden aprovechar la feria de plantas del Jardín Botánico de Iturrarán, donde estarán ellos dos y otros cuarenta y tantos viveros a cuál más interesante. Un sitio dónde pasarlo bien. Si te gustan las plantas, claro, pero al que no le gusten no sé qué va a hacer leyendo esto. En fin, que el evento es a la vuelta de la esquina, el último fin de semana de Abril, así que si tienen la oportunidad no se despisten. 

17 comentarios:

  1. Hola! leí atentamente tu odisea y acá, en rosario (Argentina) no estamos tan lejos de lo que pasa allá con la imprecision de las plantas que uno compra. Vos sabes que recientemente estuve en California y TODAS las plantas tienen un cartelito donde dice: su nombre científico, nombre vulgar, dimensiones, condiciones ambientales para su desarrollo y suelo. Un verdadero placer planificar un jardín, comprar y plantar con la seguridad de tener aproximaciones del resultado final...los jardineros ya tenemos otras infinitas condiciones que no podemos controlar que nos llenan de incertidumbre! un placer leerte y sentirme tan identificada con tus impresiones, cariños!!! cecilia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Cecilia. Y qué razón tienes con lo que comentas. Nos añaden un nivel de incertidumbre más a todos los que ya tenemos. Es casi ensañamiento :-)

      Eliminar
  2. En Galicia vamos mejorando pero............ por lo menos los que venden son gente optimista, te auguran que tendrás los mejores resultados con tu buena eleción, siempre te alaban el buen gusto!!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el optimismo y el ánimo no es poca cosa. Por aquí también hay mucha gente que le pone bastantes ganas, la verdad. Y en Holanda qué vamos a contar. Si en el fondo lo que cuento en la entrada no deja ser anecdótico (o eso espero)

      Eliminar
  3. Miguel, has probado comprar plantas desde Reino Unido? Allí hay un montón de viveros grandes y pequeños bastante profesionales. Y son bastante frikis a la hora de clasificar las plantas, no te digo que no se puedan equivocar pero a mi me parece que entre España y Reino Unido en tema de plantas aún hay años luz de por medio. Un saludo y espero que este año tengas más suerte con tus compras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no tengo muy explorado el tema en el Reino Unido, la verdad. En una ocasión compré algún árbol y me dieron bastante buen servicio. Creo que lo tengo dejado un poco de lado porque en su día tuve la sensación de que los precios eran algo más altos y sobre todo que me encontré unos cuantos viveros que vendían por internet pero no servían fuera del Reino Unido. Lo que sí que he comprado bastante son semillas en tiendas británicas. De momento para mí la referencia ha estado en Alemania, dónde he comprado plantas unas cuantas veces a un par de viveros y nunca me han fallado. Por ejemplo pflanzmich.de me parece la caña.
      Saludos

      Eliminar
  4. Plantas de Holanda, Reino Unido, Bélgica.... ¿para qué?
    No sean ingnorantes, no saben apreciar lo suyo. Cada ecoregión (no confundir con país) tiene plantas que crecieron en ella hace millones de años y son esas las que hay que cultivar, las nativas. Sirven de alimento para insectos y aves y son muy ornamentales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda, qué curioso, nunca habíamos tenido comentarios de este tono por aquí. A ver si el blog está teniendo éxito y todo. Es genial, comienza criticando que compremos plantas en otros paises y dos frases después (la intermedia sólo sirve para insultar y hacer un juicio de valor que no sé en qué basará) nos aclara que no debemos confundir ecoregión con país. Se ve que el comentarista conoce mucho sobre la ecoregión en la que estamos y las plantas que compramos. Porque ojo, no confundir país en el que se compra con ecoregión de lo que se compra. En fin, más allá de las manifiestas carencias argumentales este rollito integrista de las nativas me produce una pereza infinita.

      Eliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Que raro el color de la tierra en la primer foto, parece piedras y arcilla, que es? Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es exactamente eso Javier, arcilla pura y dura. Enfrente de nuestra casa hay unos cortados de unos colores naranjas que parece el cañón del colorado. Y no estamos lejos de los pueblos rojos de Guadalajara.

      Eliminar
  7. Muchas gracias por tu blog. En éste, me he sentido totalmente identificada cuando hago visitas por viveros.
    También comentar que en otoño hay una feria en Bilbao en la que repiten muchos expositores de Iturrarán. Es muy recomendable. Es la Feria de Plantas de los 5 Continentes se celebrara en el Arboretum del Campus de la Universidad del País Vasco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Cruz. No conocía esa feria de Bilbao y pinta muy bien. Nos da una segunda oportunidad a los que no podamos ir a la de Iturraran como me ha pasado a mí unos cuantos años.

      Eliminar
  8. Te ha quedado Bordada la entrada! Hombre, puedes acercarte por los Viveros Sala Graupera del Maresme de Barcelona y lo mismo te llevas una sorpresa. No te garantizo que sobrevivan las plantuelas el invierno de Soria (o Segovia) pero al menos te indico donde comer bien por el coste del porte desde el resto de Europa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gabino. Hace mucho que no echo un ojo a la oferta de ese vivero, pero es cierto que en el pasado me pareció la leche. Y tu idea me parece excelente. Entre que se lleven dinero los de Seur o que se lo lleve un buen restaurante no hay color :-)

      Eliminar
  9. Así que arcilla!! y cuando plantas algo le pones compost o directamente asi a la arcilla? El hecho que sea arcilla no quiere decir que sea malo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javier. Pues he probado de las dos maneras. En la plantación que aparece en esta entrada no he puesto nada y las plantas no se han desarrollado nada mal. Todos los suelos tienen sus problemas y también sus ventajas. La arcilla retiene la humedad y no es demasiado pobre, pero por contra en verano es como una losa de hormigón y en invierno una pasta.

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...